responsive jquery slider joomla

VISITA DEL SR. ARZOBISPO A NUESTRA PARROQUIA

El Arzobispo de Sevilla, monseñor D. Juan José Asenjo Pelegrina, hizo entrega en la tarde del pasado 9 de noviembre de la Medalla pro Ecclesia Hispalense al sacristán de la Parroquia Santa María la Blanca de Fuentes de Andalucía, D. Faustino García López.

La imposición de la medalla y entrega del correspondiente nombramiento tuvo lugar dentro de la Solemne Eucaristía de Acción de Gracias que el prelado presidió en la “catedral blanca de la campiña”, concelebrada por D. José Antonio Martínez Jiménez, párroco de Santa María la Blanca y promotor de la distinción que el Sr. Arzobispo ha otorgado a D. Faustino García.

Un reconocimiento que en palabras del propio párroco es “justo y necesario”. Faustino lleva dos décadas como sacristán de Santa María la Blanca, pero su participación activa en la vida de la parroquia se remonta a su niñez, pues ya fue monaguillo y posteriormente campanero.

Tanto el Sr. Arzobispo como el párroco destacaron la entrega del homenajeado a la Iglesia a través de la parroquia, destacando su entrega en todo momento y su fidelidad a los párrocos con los ha que ha convivido. Un hombre sencillo y discreto, siempre dispuesto, sin horarios, y atento ante cualquier necesidad, destacando en él su particular personalidad tan característica que hace que toda la comunidad lo aprecie de forma especial. 

Juan José pidió especialmente a Dios salud para el sacristán, para que pueda seguir muchos sirviendo a la comunidad parroquial de Santa María la Blanca, que estuvo ampliamente representada por los fieles que llenaron el templo, con el Consejo Pastoral al pleno y la presencia de las Hermandades y Grupos de Fieles en una celebración en la que participó, del mismo modo, el Coro Parroquial.

Tras la imposición de la medalla tomó la palabra el párroco, don José Antonio Martínez, que agradeció al Sr. Arzobispo tal distinción y alagó al homenajeado, narrando cómo se había fraguado la concesión, manteniéndose en secreto hasta el comienzo de la Eucaristía, y por tanto, cogiendo por sorpresa tanto al distinguido como a casi la totalidad de la comunidad parroquial. De mismo modo, le fueron entregados dos presentes a D. Faustino en nombre de la parroquia, un roquete hecho a medida y una placa cerámica conmemorativa. 

La medalla pro Ecclesia Hispalense es una copia de un pectoral de bronce de gran interés arqueológico encontrado en las inmediaciones de Itálica, que debió pertenecer a un obispo de la época visigótica, en los tiempos en que rigieron sucesivamente la Archidiócesis los santos arzobispos Leandro e Isidoro.

El medallón, en bronce, presenta en su anverso grabado en sencilla silueta el Salvator Mundi, según la iconografía de la época, con el cáliz eucarístico y el anagrama griego IHS –iota, eta, sigma-, primeras letras del nombre de Jesús. En el reverso se representa el chrismón, anagrama también griego de Cristo.

Este medallón es, junto con el sarcófago paleocristiano de Écija, la antigua sede Astigitana, el testimonio más antiguo de la Archidiócesis, y por ello se ha elegido como símbolo en la medalla que se entrega a aquellas personas que se han distinguido por sus buenos servicios a la Archidiócesis.

Parroquia de Santa María La Blanca - Fuentes de Andalucía (Sevilla)